Canyon piensa en bicis eléctricas con dos motores: es para la ciudad pero parece ideada para el descenso

No soy un visionario si digo que veo un futuro a medio plazo con muchos vehículos de dos ruedas que se mueven gracias a baterías, a día hoy podemos ver grandes ejemplos de motos y bicis con asistencia a pedaleo. La tecnología está, lo que no acompaña tanto es el precio, que es demasiado alto en ambos casos.

Todo se andará, pero mientras esto ocurre está bien qué opinan los grandes fabricantes de bicis. Hoy os presentamos un concepto de Canyon, una empresa alemana muy conocida a nivel de competición, y cada vez más requerida por el gran público (a pesar de vender online sus bicis). Hace no mucho os enseñamos que jugaban con bicis conectadas, ahora es el momento de pensar en bicis eléctricas.

Parece una bici de descenso, pero Canyon dice que su diseño es apto para la ciudad.

La protagonista de nuestra historia se llama Canyon Orbiter y es un obra del diseñador industrial Daniel Frintz, con la consecuente supervisión de Canyon.

Es llamativo encontrarnos con un visión algo diferente a lo que ya está apareciendo en el mercado: o bien son bicis normales con el añadido de la parte eléctrica, o lo intentan camuflar algo más, pero en ningún caso vemos que se apueste por un diseño tan agresivo.

Dos motores, uno en cada rueda

¿Dónde están los cables y la transmisión? Todo queda oculto a la vista en este concepto

Quien dice agresivo, dice algo más asociado a bicis de descenso en montaña. Pero no, esto no es una bici para eso, es una bici que está diseñada para usarse en ciudad – o uso mixto -, de ahí que reclame nuestra atención. Eso sí, los baches se los va a comer bien, ya que lleva suspensión total, con la solución delantera en formato invertido.

Otro de los detalles que la hace diferente es la implementación de dos motores, uno en cada eje de ruedas. Como podéis comprobar en las recreaciones, todo queda muy limpio, y al mismo tiempo muy poco expuesto, con poco mantenimiento.

La estética del concepto es espectacular, el más llamativo que he visto en una bici eléctrica, pero también utiliza líneas de diseño que rápidamente relacionamos con Canyon. Repetimos, esto es un ejercicio de diseño en el que nos pueden estar anticipando cosas, no es ningún producto que se vaya a vender a corto plazo.

Fuente: Xataka



Leave a Reply