El GPS de tu próximo móvil será mucho más preciso: sólo 30 centímetros de margen de error

La navegación mediante GPS es una de las funciones más usadas en los smartphones. Aunque muchos vehículos ya incorporan uno, el GPS de nuestro móvil siempre va con nosotros y puede ser de gran utilidad, tanto en nuestro día a día como de vacaciones, pudiendo incluso descargar mapas para navegar sin conexióncuando no tengamos roaming gratis.

Ahora, a pesar de que la ayuda del posicionamiento por antenas rebaja el margen de error de nuestra posición a hasta cinco metros, son muchos los que se han saltado un desvío por esa falta de precisión total. Un problema que va camino de ser solventado, ya que los smartphones de 2018 podrán incorporar un nuevo chip para el GPS que reducirá el posible error a solo 30 centímetros.

BCM47755 es el nombre del chip fabricado por Broadcom en 28 nanometros y con arquitectura big.LITTLE que no solo hará que nuestra ubicación sea mucho más precisa, sino que el consumo al usar el GPS, que ahora mismo es tan alto que algunos móviles descargan más rápido de lo que cargan algunos cargadores, se reducirá un 50% frente al actual. Broadcom asegura que ya tiene una lista de smartphones que se presentarán en 2018 con su nuevo chip, aunque no ha desvelado ni las marcas.

Mayor precisión incluso en ciudades

Para el posicionamiento por GPS un móvil o cualquier otro dispositivo necesita tener visible al menos tres satélites, aunque en el caso de los smartphones según pedimos nuestra ubicación ya tenemos una aproximación gracias a las antenas de telefonía. Para conseguir la posición, dispositivo y satélite se comunican mediante la banda L1, y en función del tiempo de comunicación se calcula la posición, triangulando los datos obtenidos de varios satélites.

Uno de los problemas principales a día de hoy ocurre cuando estamos rodeados de edificios, ya que esa señal de la banda L1 puede rebotar en ellos y hacer que la precisión de nuestra posición sea peor, por lo difícil de calcularla al tener que descartar las señales rebotadas, que se pueden cruzar en el tiempo con señales directas. El chip de Broadcom usa la banda L5, ya usadas en soluciones industriales, para acabar con ese problema.

El nuevo chip usa una segunda banda para corregir las posibles imprecisiones provocadas por señales rebotadas

El chip de Broadcom usa ambas bandas: primero la L1 con cada satélite visible y luego la L5, refinando con ella la posición obtenida en primera instancia, ya que al usar otras frecuencias la señal L5 es menos vulnerable a los errores que pueden causar las señales rebotadas. El BCM47755 también será compatible con el GPS europeo, Galileo, el Glonass ruso o el QZSS japonés.

En resumidas cuentas, a partir de 2018 los móviles serán una mejor herramienta de navegación GPS, al ganar con creces en la precisión de nuestra ubicación. Ahora dependerá del precio que le ponga Broadcom a su chip el número de móviles que lo empiecen a incorporar, aunque como todas las novedades su precio irá descendiendo con el tiempo y lo llegaremos a ver en los smartphones más económicos.

Fuente: Xatakamovil


Leave a Reply