Steve Jobs y Bill Gates criaron a sus hijos sin tecnología y hay quienes buscan que sea una regla general

Contrario a lo que muchos podríamos imaginar, la tendencia de aquellos que son padres y trabajan en Silicon Valley es ser estrictos ante el uso de la tecnología en sus hijos. Algo que comenzó por ejemplo con Steve Jobs y Bill Gates, y que hoy abre el debate debido a un libro que recopila algunos casos y estudios acerca de los supuestos daños que hace la tecnología en niños y adolescentes, e incluso va más allá al proponer una regulación a este tema.

El libro titulado ‘Screen Schooled: dos profesores veteranos exponen cómo el uso excesivo de la tecnología hace que nuestros niños sean más tontos’ (‘Screen Schooled: Two Veteran Teachers Expose How Technology Overuse Is Making Our Kids Dumber’) plantea a partir de investigaciones y pruebas psicológicas cómo ha evolucionado este tema con el paso de los años y las repercusiones en nuestra sociedad.

No se trata de apartarlos, sino de evitar sus efectos nocivos

El libro, escrito por Joe Clement y Matt Miles, cita una investigación que dice que el riesgo de depresión en jóvenes de secundaria aumenta un 27% cuando se hace uso de las redes sociales desde el móvil. Además, los adolescentes que usan un smartphone al menos tres horas al día tienen muchas más probabilidades de cometer suicidio. Aquí incluso se ha encontrado que durante 2014 la tasa de suicidios en menores de edad superó a la de homicidios, esto al menos en los Estados Unidos.

Clement y Miles basan su libro en las acciones que han tomado personalidades como Jobs y Gates, quienes rara vez dejaron que sus hijos probarán o usaran los productos que ayudaron a crear, esto porque supuestamente la tecnología digital causa una adicción difícil de enfrentar.

Bill Gates siempre ha sido abierto ante este tema mencionando que sus hijos no tuvieron un móvil hasta que cumplieron los 14 años. Hoy día la edad promedio de los jóvenes ante su primer teléfono es de 10 años. El fundador de Microsoft también ha comentado cuando tuvo que limitar el tiempo que pasaba su hija ante la tecnología, esto después de empezar a desarrollar una adicción a un videojuego.

El caso de Steve Jobs es similar, durante una entrevista en 2011 el aquel entonces CEO de Apple mencionó que sus hijos tenían prohibido usar el recién lanzado iPad, ya que la cantidad de tecnología usada por su hijos en casa siempre ha estado limitada.

¿La razón de todo esto? Según los autores, la adicción a la tecnología mata la creatividad y limita las relaciones sociales, algo que afecta sobre todo a niños y jóvenes que no tienen la suficiente madurez para enfrentar estas situaciones. Por ello, en zonas como en Silicon Valley muchos han empezado a limitar el uso de dispositivos digitales en los menores de edad.

Incluso ya se empieza a ver como algunos colegios han optado por eliminar el uso de elementos tecnológicos en las aulas, y en cambio ahora empiezan a dar peso a actividades relacionadas con el respeto, la cooperación y la creatividad, todo a través de interacción social con el resto de sus compañeros.

Sin embargo, tanto Gates como los autores del libro no piden que se elimine por completo el uso de la tecnología, pero sí que haya una regulación. En ambos casos aceptan que se trata de herramientas extremadamente útiles para el desarrollo de los estudiantes, pero que no debe ser usada como entretenimiento. Lo que es un hecho es que los psicólogos aún no logran ponerse de acuerdo en los supuestos peligros de los dispositivos en los cerebros de los niños y adolescentes, por lo que tendremos que tomar toda esta información con cautela.

Fuente: Xataka

 


Leave a Reply