Bixby y cómo quiere ganar Samsung la guerra de los asistentes con inteligencia artificial

Los asistentes virtuales nos vendían un mundo donde la interacción con una máquina sería sólo con la voz y de forma natural. Pero la realidad ha sido otra. En un inicio muchos asistentes dejaron de ser atractivos ante los fallos de comprensión y errores en las peticiones, por lo que quedaron relegados a simples ayudantes que configuran alarmas o nos dan el pronóstico del tiempo. Ahora con la llegada de la inteligencia artificial esto podría cambiar.

Ya sea Siri, Google Assistant, Cortana o Alexa, todos nos ofrecen una forma de interacción vía voz que, en teoría, nos ayuda con tareas básicas y la promesa de hacerlo con algunas más complejas. Bixby es la apuesta por parte de Samsung en este mercado tan complicado donde los fabricantes buscan ganar y dominar cada vez más sectores, como el hogar en el caso de Amazon EchoGoogle Home y HomePod de Apple. Ahora con el recién anunciado Bixby 2.0 ha llegado el momento de analizar y conocer un poco la estrategia de los coreanos ante este mercado que, aseguran, está por explotar.

Bixby 1.0: mejor hablar que tocar

Bixby es apenas un bebé, su anuncio llegó con el Galaxy S8 en marzo de este 2017 y desde un inicio su enfoque fue lo que llamó la atención, ya que no buscaba ser un Siri o un Assistant, sino ir más allá. Desde un inicio el principal argumento de Samsung ha sido que Bixby está potenciado por inteligencia artificial, la cual tiene el objetivo de ofrecer un nuevo tipo de interacción con el usuario al ser una interfaz de voz que se apoya sobre la táctil, es decir, si lo podíamos tocar también lo podíamos pedir hablando. Esto es una evolución de aquella S-Voice que conocimos por primera vez en el Galaxy SIII de 2012.

Aquí hay que mencionar que la recién adquirida Viv, creadora de Siri, no tuvo tiempo de participar en esta primera versión de Bixby. A pesar de esto, esta aproximación le ganó buenos comentarios, sobre todo por la posibilidad de hacerlo todo charlando y no a través de comandos preestablecidos, es decir, conversaciones contextuales con tolerancia cognitiva, lo que significa que el asistente sería capaz de “aprender” de nosotros y actuar de acuerdo a lo que buscábamos. Un ejemplo muy claro es que podíamos pedirle que nos mostrara imágenes de nuestro hermano y las mandara a nuestra madre, y aquí Bixby sería capaz de saber a quiénes nos referíamos sin darle mayor detalle.

Bixby consta de tres partes que trabajan en conjunto bajo el mismo núcleo:

  • Bixby Voice: la interfaz que se activa por voz y que funciona básicamente de la misma manera que otras soluciones de inteligencia artificial como Google Assistant o Amazon Alexa, la cual escucha nuestra voz, interpreta la información y nos devuelve una acción. Aquí es donde Samsung busca diferenciarse a través de la llamada ‘conciencia contextual’, aunque su funcionamiento sigue dependiendo de una conexión a internet y contenido almacenado en la nube.
  • Bixby Vision: que es la opción integrada a la cámara y que funciona de manera similar a Google Goggles. Aquí podremos identificar objetos con sólo apuntar con la cámara del smartphone y nos ofrecerá opciones dependiendo de lo que haya reconocido.
  • Bixby Home: éste está integrado a la pantalla de inicio de nuestro smartphone, y es una opción pensada para aquellos que no pueden usar el servicio de voz ya sea por gusto o porque no es compatible en su país. Es una especie de feed personal donde podemos integrar aplicaciones para acceder a dicha información en un solo lugar. Esta opción ha sido la menos atractiva de Bixby, donde gracias a que se puede desactivar fácilmente muchos usuarios han decido eliminarlo de sus pantallas, aunque sigue apareciendo cada vez que se presiona el botón dedicado a Bixby.

Bixby tenía que haber llegado el 21 de abril a Estados Unidos y Corea junto al Galaxy S8, pero debido a problemas con la comprensión del lenguaje y su desempeño no fue hasta el 1 de mayo que llegó en un inicio a Corea y sólo en coreano, ya que el inglés se había retrasado hasta finales del verano.

El 18 de julio llegó a Estados Unidos después de algunos retrasos, pero no llegó completo, sólo llegó con Vision y Home en inglés, ya que la opción de Voice seguía en desarrollo. Finalmente después de varios problemas Bixby Voice se estrenó en idioma inglés el 22 de agosto y esto significó un mayor alcance para el asistente de Samsung.

La compañía asegura que actualmente Bixby tiene 10 millones de usuarios activos y presencia en más de 200 países, algo que parece difícil de creer ya que que el asistente sólo está disponible en coreano e inglés y la promesa de nuevos idiomas en 2018, incluido el español que llegará en su versión para Estados Unidos, es decir, aún no se sabe cuándo lo tendremos en castellano para España o para los países de Latinoamérica.

10 millones de usuarios activos y presencia en más de 200 países, según las cifras de Samsung. Eso sí, sólo en inglés y coreano por el momento.

Después de esta serie de problemas y el que muchos países no han podido probarlo, todo lo que nos habían vendido quedó en promesas al presentar importantes retrasos, un funcionamiento errático y sobre todo el que sólo está en coreano e inglés. Con esto, la percepción general se quedó en que Bixby no estaba listo y habían apresurado el lanzamiento.

A esto se le sumaba que los pocos meses de su lanzamiento, Samsung anunciaba una actualización que hacía que el botón dedicado a Bixby se pudiera desactivar, un movimiento que algunos veían como derrota ante la imposibilidad de los coreanos por entrar en el mercado de los asistentes virtuales. Algo que ahora buscan revertir, o al menos calmar las aguas, con el anuncio de Bixby 2.0.

Bixby 2.0: el asistente omnipresente

Samsung menciona que esta segunda versión de Bixby integrará nuevos elementos como la ubicuidad, acercamiento personal y apertura, con lo que el asistente será capaz de ampliar su alcance más allá del smartphone, mejorará su capacidad de “aprender” y se abrirá a los desarrolladores gracias a un nuevo SDK. Algo que en el papel suena interesante, la mala noticia es que no tuvimos oportunidad de probarlo y ni siquiera tener una demo durante la pasada Conferencia de Desarrolladores de Samsung. Así que tendremos que esperar a algún momento de 2018 para comprobar que todo esto sea cierto.

Quizás uno de los puntos más atractivos de Bixby 2.0 sea la participación de Viv, quien empieza a tomar las riendas del desarrollo para integrar algunas de las características que conocimos en 2016 con el impresionante prototipo de su asistente virtual impulsado por inteligencia artificial. Dicho asistente era capaz de seguir conversaciones, actuar de forma “inteligente” de acuerdo a nuestra ubicación y necesidades, así como aprender de nuestras acciones, ¿les suena familiar? Sí, son todas las bondades que nos vendió Samsung con Bixby.

Otro punto clave es que Bixby estrena algo que han bautizado como ‘Bixby Brain’, con el que, según Samsung, será capaz de soportar más dispositivos, más idiomas y más servicios. A grandes rasgos, Samsung parece que quiere tener un nuevo acercamiento y continuación hacia un asistente global que no estaría limitado a smartphones o altavoces, tan de moda hoy día, sino a cualquier dispositivo conectado.

Los retos y objetivos de Bixby

Aprovechando nuestra visita a San Francisco para la Conferencia de Desarrolladores de Samsung (SDC 2017), hablamos con algunos responsables de inteligencia y Bixby dentro de la compañía, esto con el objetivo de tratar de entender qué están haciendo para ganar la creciente batalla dentro del mercado de los asistentes personales, virtuales, y ahora “inteligentes”.

Brad Park, vicepresidente de comunicación móvil, así como algunos miembros de la división de inteligencia estratégica de Samsung nos dieron un breve panorama de los retos y objetivos que tienen con Bixby 2.0, el cual será lanzado en algún momento durante 2018.

Brad Park, vicepresidente de comunicación móvil en Samsung

“Bixby no es un asistente personal sino una plataforma inteligente de servicios. Un nuevo ecosistema que busca satisfacer las necesidades de comunicación e interacción dentro de dispositivos conectados. Mientras la mayoría de los asistentes sólo están diseñados para hacer, Bixby es capaz de “pensar y aprender”, con lo que al final no estaremos ante un sólo Bixby, sino varios, ya que cada uno se adaptará a las necesidades del usuario dentro de su contexto”.

Uno de las novedades de Bixby es que Samsung dice que no quiere tener una plataforma cerrada que compita con otras opciones, sino un ecosistema abierto listo para colaborar con otras marcas y pueda estar presente en otros dispositivos.

“Con Bixby no queremos competir sino estrechar lazos, crear alianzas, por eso estamos trabajando con Google y Facebook además de la apertura a desarrolladores con el nuevo SDK, ya que el objetivo es aprender y colaborar, crear algo juntos que pueda satisfacer las necesidades del usuario”.

Hay que destacar que Bixby es apenas el primer intento de Samsung por unir sus más recientes adquisiciones como el caso de Viv y la inteligencia artificial, SmartThings con IoT, Harman con el coche conectado y por supuesto los smartphones Galaxy y la gama de dispositivos conectados.

“Queremos que Bixby esté presente en la mayor cantidad de dispositivos posibles, desde televisores, altavoces, neveras, lavadoras, hasta coches conectados con la ayuda de Harman. Aquí el reto será cambiar el paradigma del uso de interfaces, donde por ejemplo en el coche lo tenemos más sencillo gracias a que el usuario sabe que no puede estar interactuando con una pantalla. Caso contrario a un televisor o una nevera, aquí no hay interfaz y ahora buscamos que la gente hable con ellos, vamos, no será nada sencillo pero apostamos por ello”.

“Otro de los retos es que hoy día el usuario de televisores no suele darse de alta y no aprovecha todos los servicios que ofrece este dispositivo. Nuestra idea es que en un futuro Bixby pueda identificar al usuario por medio de la voz y sepa de quien se trata, algo esencial cuando estamos hablando de un dispositivo como el televisor que es usado por varios miembros de la familia. Este es el verdadero reto de los asistentes “inteligentes”, que identifiquen quién les está hablando y actúen de acuerdo a sus necesidades con la mínima intervención del usuario”.

“Bixby apenas está creciendo y queremos que sea el centro neurálgico del ecosistema conectado, por ello ofrecerá opciones de personalización donde, por ejemplo, podremos programar comandos para ejecutar una serie de acciones previamente seleccionadas. Esto servirá para que el asistente nos conozca mejor y sepa qué recomendarnos cuando le pidamos que nos lleve a un restaurante, ya que Bixby tendría la capacidad de saber que tipo de comida es nuestra preferida”.

Cuando les preguntamos acerca de la seguridad y la arquitectura que usan para dar vida y garantizar el funcionamiento de Bixby nos dijeron que no podían ahondar en el tema, sólo nos mencionaron que la información se almacena en la nube, lo que en teoría hace que Bixby no dependa de un hardware potente y, según el ejecutivo, detrás de esto hay un alto nivel de seguridad.

Hasta el momento todo suena muy bien y luce interesante, lamentablemente en esta SDC 2017 no tuvimos oportunidad de probar las novedades que promete Samsung con Bixby 2.0, por lo que tendremos que estar pendientes de su lanzamiento en algún momento de 2018 para analizarlo a fondo.

Fuente: Xataka


Leave a Reply