Wi-Fiber: la farola modular con WiFi, cámaras, sensores y altavoces que busca impulsar el crecimiento de las Smart Cities

Desde hace varios años se ha buscado una manera sencilla, eficiente y sobre todo económica de crear soluciones para el desarrollo de las llamadas Smart Cities. Sin embargo, a día de hoy no existe un acuerdo en común y cada ciudad ha tirado de proyectos propios y tecnología en fase de pruebas con la esperanza de que se vuelva un estándar.

Uno de los puntos más importantes para que una ciudad sea considerada “inteligente” es su capacidad de ofrecer conectividad, pero no sólo para sus habitantes, sino para toda la infraestructura que estará en constante comunicación para ofrecer servicios en la nube y para el Internet de las Cosas. Y aquí en donde entra Wi-Fiber, una empresa que está presentando su proyecto de farolas modulares con las que buscan satisfacer las necesidades de las Smart Cities.

Compatible con cualquier tipo de farola existente

Wi-Fiber es una compañía estadounidense que ha desarrollado una farola capaz de albergar varios componentes y dispositivos, esto con el objetivo de que aprovechar su despliegue para así ofrecer capacidades más allá de la simple iluminación.

Como ya he mencionando, se trata de una farola modular que cuenta con lo básico, que es la iluminación LED, y de ahí se puede ir actualizando gradualmente dependiendo de las necesidades de la región o ciudad, donde la ventaja será no tener que cambiar toda la farola, sino simplemente añadir el nuevo componente.

Es así como Wi-Fiber asegura que su farola es capaz de almacenar cámaras de seguridad 4K, infrarrojas, bombillas de LED que funcionan de acuerdo a la iluminación de la zona, sensores de movimiento y monitores para medir la calidad del aire, altavoces, micrófonos y hasta módulos 5G, LTE, WiFi Gigabit y controladores ZigBee para IoT.

Lo mejor de todo es no se necesitaría nueva infraestructura ya que se aprovecharían los postes existentes. Según la compañía, estas farolas podrían ayudar con el despliegue de 5G y así crear la anhelada red de datos sin saturación que mantendrá conectados tanto coches, como estructuras, señalización, usuarios y otro tipo de dispositivos a lo largo y ancho de la ciudad.

Wi-Fiber presentó su prototipo de farola modular conectada durante el pasado CES 2018 después de algunos años de desarrollo, y esto los hizo acreedores al premio de innovación de la feria, además de que fueron catalogados como lo mejor del CES 2018. Ahora lo siguiente es que compañías y gobiernos se interesen en este dispositivo, y así pasen de ser una buena idea a una buena implementación en las ciudades, hasta que se convierta en un estándar.

Fuente: Xataka


Leave a Reply