El nuevo chip de Samsung lo apuesta todo por la inteligencia artificial

El nuevo Exynos 9610 es el primero de la compañía en tener un módulo físico dedicado a la inteligencia artificial.

Tras lanzar su nuevo chip Exynos 9810 junto a los Samsung Galaxy S9 mostrando grandes mejoras sobre la generación anterior, sobre todo en rendimiento individual por núcleo, la compañía ha presentado el Exynos 9610, un procesador algo inferior, pero con grandes capacidades. Empezando por la litografía, se trata de la primera vez que Samsung fabrica un chip de 10 nanómetros para gamas inferiores a los Galaxy Note o Galaxy S.

Con ello, y como ya pasara con los 14 nanómetros, Samsung muestra que las mejoras de la gama alta tardan en llegar a los escalones intermedios, pero que tras dos o tres años, los usuarios también se benefician de ellas. Sin embargo, sí hay algo que este Exynos estrena, y es un motor dedicado al aprendizaje automático y al manejo de redes neuronales, que según Samsung permitirá mejor reconocimiento facial y de imagen y un desenfoque mejorado para el modo retrato como una sola cámara, así como mejorar el rendimiento en baja luz. Tampoco queda atrás el Exynos en capacidades fotográficas y de vídeo, soportando vídeo en cámara lenta de hasta 480 fotogramas por segundo en resolución Full HD.

Pasando a las arquitecturas empleadas por el chip, el Exynos 9610 utiliza cuatro núcleos Cortex-A73 a 2,3 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1,6 GHz. Parece similar al Exynos, pero más allá del número de núcleos, no lo es. A73 es una iteración anterior de A75, la arquitectura de ARM empleada en el chip del Galaxy S9, y las frecuencias también son inferiores en 600 MHz, en el caso de los núcleos “grandes”.

En cuanto al chip gráfico, Samsung emplea una GPU Mali-G72, que está basada en la segunda generación de la arquitectura Bifrost. Aun así, también se diferencia con la gama alta, ya que sólo cuenta con 3 núcleos, frente a los 18 de su hermano mayor. Para el set de sensores y el control de las funciones always-on sin hacer uso del procesador, Samsung ha optado por un controlador de bajo consumo Cortex-M4F.

Por último, el modem integrado soporta LTE de Categoría 12 con agregación de 3 portadoras, lo que le permite alcanzar velocidades de 600 megabits por segundo de bajada y 150 megabits de subida. Como ya ocurriera con el Exynos 7885 del Galaxy A8, también llega con Bluetooth 5.0.

Fuente: Hipertextual


Leave a Reply