Lo que dos niños han hecho con el barco pirata de Playmobil: ponerle GPS y seguir su rastro online dando la vuelta al mundo

Ollie y Harry Ferguson son dos hermanos de 8 y 5 años con un proyecto muy especial entre manos. Han lanzado al mar un barco Playmobil de juguete y le han colocado un receptor GPS, lo que les ha permitido saber cómo llegó inicialmente hasta Dinamarca y Suecia.

La cosa no quedó ahí: un barco noruego lo “recogió” para llevarlo al sur del Océano Atlántico, donde ahora surca los mares de esa zona. El único peligro: que la batería del GPS se agote, algo que ahora ha puesto en alerta a barcos de la zona para que si lo ven, lo recarguen y vuelvan a echarlo al mar.

Toda una aventura, aunque sea con juguetes

El pequeño barco, bautizado como HMS Adventure, fue “botado” en Peterhead, ciudad escocesa cercana a Turriff, de donde son los dos pequeños. En él incluían además un mensaje: si alguien lo encontraba, le pedían que lo devolviesen al mar para continuar su viaje.

Los hermanos Ferguson tuvieron que colocar un contrapeso en el barco con la ayuda de su padre para que el barco se mantuviese erguido en la posición adecuada. El proyecto es uno de los muchos que Ollie y Harry están llevando a cabo con el apoyo de sus imaginativos padres, que les animan a experimentar llevando a pequeños muñecos de Lego al espacio con una GoPro para filmarlo todo.

El HMS Adventure comenzó su viaje en mayo de 2017. Navegó 620 kilómetros para llegar a Dinamarca, donde una familia lo recogió, contactó con los Ferguson a través de Facebook y lo devolvió al mar. Desde allí viajó a Suecia, donde una mujer lo vio atrapado en la costa y hizo algunas reparaciones antes de volver a ponerlo en el mar, desde donde acabó llegando a Noruega.

Fue allí donde los responsables de un barco noruego (esta vez, uno de verdad) lo trasladó al sur del Atlántico, y ahora recorre la costa de Surinam, Guyana y Venezuela. Es allí donde ahora el proyecto corre algo de peligro, porque aunque su receptor GPS es muy eficiente en consumo se está quedando sin batería. Es posible seguir en todo momento la posición aproximada del barco (la publica dos veces al día) en este sitio web.

El padre de los Ferguson indicaba cómo al dispositivo le queda un 25% de batería, lo que ha hecho que algunos barcos que han leído o escuchado noticias sobre el proyecto —los pequeños ya han sido entrevistados en televisión, por ejemplo— sepan que si lo encuentran el pequeño navío de juguete necesita recargar su receptor a través de un puerto USB.

Fuente: Xataka


Leave a Reply