Así se graba el lanzamiento de un cohete como los de SpaceX para poder verlo en streaming y 4K

Coge la cámara de tu móvil, pon el zoom al máximo y trata de seguir el vuelo de un pájaro. Cuesta ser preciso, ¿verdad? Eso es porque el pájaro vuela a una velocidad de unos 50 km/h y se encuentra a varios metros de tu móvil. Ahora imagina cómo de preciso hay que ser para grabar un objeto que vuela a 5.000 km/h y a una distancia de 60 kilómetros.

Con lanzamientos como el Falcon Heavy de SpaceX la retransmisión en vídeo de las misiones espaciales vuelve a estar de moda. Retransmitir en directo y en 4K un evento así no es tarea fácil, ni siquiera para SpaceX de Elon Musk.

No se trata solamente del espectáculo, la NASA y otras organizaciones o empresas necesitan monitorizar en todo momento cualquier lanzamiento que se realice, para que en caso de que algo no salga como estaba previsto se pueda encontrar el fallo. De hecho, también se recopila otro tipo de datos durante el lanzamiento (o la reentrada a la atmósfera y el aterrizaje). Por ejemplo la temperatura de los motores se mide con cámaras infrarrojos, mientras que para ver el despegue en detalle utilizan cámaras de alta velocidad.

Tecnología militar equipada con enormes objetivos

Para esto, las plataformas de lanzamiento están equipadas con complejos sistemas de seguimiento que permiten a los operarios grabar el despegue de los cohetes con precisión y lo más estabilizado posible, a pesar de la longitud focal existente. Estas cámaras comenzaron a usarse décadas atrás, para el rastreo militar de cohetes y misiles. De hecho, más que cámaras parecen telescopios.

Este es el sistema de cámaras utilizado por Blue Origin para grabar el lanzamiento de sus cohetes.
Si bien antes un operario tenía que encargarse de desplazar la cámara para seguir la trayectoria del cohete, ahora se puede hacer de forma automática o semiautomática. Por control remoto la cámara se mueve para que el movimiento sea lo más suave posible, o directamente un software fija como objetivo el cohete y se limita a seguir su desplazamiento. En concreto, para el lanzamiento del Falcon Heavy, Spacex utilizó en colaboración con la NASA el sistema Kineto Tracking Mount equiparado con diversas cámaras. Este sistema suele utilizarse en el ámbito militar, equiparado con un láser puede seguir y quemar un objetivo a larga distancia en instantes.
Sistema KTM utilizado en el ámbito militar.
Si ya te parece cara una cámara profesional de dos mil o tres mil euros, los precios de tan sólo un objetivo de los que se montan sobre un KTM mejor no saberlos. En 2015 por ejemplo apareció a la venta en Ebayuna antigua cámara utilizada por la NASA. Sigue a la venta, por unos 23.000 eurospuedes hacerte con ella. El coste de una cámara actual utilizada por la NASA en sus plataformas de lanzamiento seguramente supere esta cifra con creces. Todo para que podamos ver en directo y en 4K cómo un Tesla Roadster vuela hacia Marte.
Fuente: Xataka

Leave a Reply