Llegan los monitores con soporte 4K, HDR y 144 Hz: trabajarás y jugarás al máximo, pero te saldrá muy caro

En enero de 2017 Acer y ASUS nos presentaban dos monitores estratosféricos: el Acer Predator X27 y el ASUS ROG Swift PG27UQ. Ambos contaban con dos opciones que hasta ahora parecían incompatibles: resoluciones UHD/4K, HDR y soporte de tasas de refresco de 144 Hz.

Ha pasado año y medio y por fin tenemos con nosotros estos monitores que permitirán a los usuarios trabajar y jugar con las máximas prestaciones, pero el problema no es que hayan tardado mucho en llegar: el problema es su altísimo precio.

Lo último de lo último en tecnología de monitores

Es difícil pedirle algo más a estos monitores para pudientes: ambos llegan con una diagonal de 27 pulgadas, y además de poder trabajar con resoluciones de hasta 3.840 x 2.160 y soportar esas tasas de refresco ideales para los gamers más exigentes nos encontramos con otra opción especialmente llamativa: el soporte HDR vía el formato HDR10.

En ambos casos contamos con paneles AHVA M270QAN02.2 de AU Optronics con tecnología Quantum Dot con 384 zonas de retroiluminación —algo crucial para un soporte HDR de calidad— y un brillo excepcional de 1.000 cd/m2 que se suma a otra característica importante: el soporte de la tecnología G-Sync de NVIDIA. Por si eso fuera poco, también cuentan con soporte del 99% del gamut de color AdobeRGB y un tiempo de respuesta de 4 milisegundos.

Es cierto que no hay muchos juegos —aquí hay una lista con los que lo hacen— que soporten modo HDR en el PC, pero es de esperar que ese número se amplíe gradualmente. Lo cierto es que esa característica hace que estos monitores sean ‘future-proof’ en este sentido.

Como explican en AnandTech, hay una limitación en estos monitores: el ancho de banda del estándar DisplayPort 1.4 da margen de maniobra para muchas cosas, pero no es perfecto. De hecho, solo será posible llegar a una tasa de refresco de 98 Hz si queremos disfrutar de un submuestreo de crominancia (chroma subsampling) 4:4:4. Si queremos disfrutar de tasas de 120 Hz o superiores, ese subsampling se reducirá a 4:2:2, lo que ciertamente reduce un poco el potencial del monitor en ciertos escenarios. Por otro lado el puerto HDMI 2.0 de estos monitores solo permite tasas de refresco de 60 Hz.

Poder jugar en resolución 4K y 144 Hz requiere además una configuración excepcional para cualquier PC: solo con las GPUs más potentes (y a menudo no basta con una sola) es posible alcanzar esas tasas de fps en juegos al máximo detalle, pero desde luego la opción es muy atractiva para los gamers más exigentes.

Aún así, el precio a pagar por este tipo de opción es tan elevado como esas prestaciones: tanto el Acer Predator X27 como el ASUS ROG Swift PG27UQ tendrán un precio de 1.999,99 dólares cuando empiecen a venderse en el mes de junio. Precios astronómicos para monitores astronómicos, sin duda.

Fuente: Xataka


Leave a Reply