Microsoft sumerge un centro de datos en el mar con el objetivo de ahorrar energía

El Proyecto Natick verá si es factible instalar centros de datos submarinos.

Microsoft tiene varios años haciendo experimentos con centros de datos en su búsqueda de comprobar si es factible instalarlos bajo el mar, y hoy tenemos su más reciente esfuerzo como parte del Proyecto Natick (vía The Verge).

Para este fin han sumergido un centro de datos en la costa de Escocia para determinar si es capaz de ahorrar energía aprovechando el frío de la profundidad del mar, y es que este tipo de instalaciones generan mucho calor y por lo mismo consumen mucha energía en su proceso de enfriamiento.

Otros puntos interesantes son que al tener centros de datos submarinos estarían más cerca de la población y en teoría tendrían un mayor rendimiento, además de que podrían alimentarse con energías renovables que existen en las costas como sol y viento.

El centro de datos de Microsoft permanecerá cinco años debajo del agua y se trata de un cilindro de 12.2 metros de largo que contiene 864 servidores con 27.6 Petabytes que son suficientes para almacenar alrededor de 5 millones de películas y con una potencia que equivale a cientos de PCs de alta gama.

Aunque hay posibles ventajas de este tipo de instalaciones, también hay que tener en cuenta que hay potenciales peligros como la humedad, posibles filtraciones, la presión y la dificultad para repararlos.

Fuente: Fayerwayer


Leave a Reply