El costo del plástico en los océanos

Medio Ambiente, Contaminacion

1024px-Pollution_swan-960x623

La contaminación de los mares cuesta 13.000 millones de dólares al año.

Cada año, en todo el mundo, se tiran al mar un promedio de 6.4 millones de toneladas de basura. Esto quiere decir que hay alrededor de 13 000 desechos plásticos flotando en el mar por cada kilometro cuadrado que tiene.

Estas datos junto con el balance de lo que cuesta la contaminación en los mares ha sido discutida en el Convenio sobre la Diversidad Biológica, que comenzó Pyeongchang, Corea del Sur, el 6 de octubre pasado.

Dentro de las discusiones que se llevaron a cabo en esta cumbre se han trazado ruta pertinentes y precisas sobre el futuro de varias especies y zonas en peligro, los mares siendo uno de los más importantes. Por lo que se pretende la creación de áreas protegidas para lograr su persistencia ante los embates de la contaminación.

“No tuvimos ninguna dificultad para promover la explícita inclusión de ese objetivo en los ODS propuestos. Después de todo, los océanos son un problema de todos y todos generamos basura” Jacqueline Alder, directora de ecosistemas marinos y de agua dulce de la División Implementación de la Política Ambiental del PNUMA

La composición de la basura marina varia de país en país. Mientras que los que están en desarrollo tiran al mar una gran cantidad de desechos orgánicos, las naciones ricas tienen un porcentaje muchísimo menor en este rubro. Pero si en algo coinciden todos es que se está contaminando el mar desde todos los puntos del plante y que lo más dañino es el plástico.

¿Por qué el plástico es tan dañino?

La respuesta está en el hecho de que el plástico se desintegra en partes más pequeñas y no se degrada, como lo hace cualquier desecho orgánico, y estos fragmentos de plástico llamados microplásticos se adhieren a las algas marinas que después serán consumidos por los peces.

“Pero todavía no se sabe cómo afectará a la cadena alimentaria de animales marinos ni a la salud humana cuando se ingieran a través de los peces. La extensión del problema del microplástico hasta ahora es especulativo. Todavía no tenemos noción de la medida en que esto afecta a los océanos” Vincent Sweeney, coordinador del Programa Global de Acción para la Protección del Ambiente Marino a través de Actividades Terrestres (GPA).

El hecho de que no se sepan las consecuencias de estos pedazos de plástico elevan las preocupaciones de los expertos, ya que es una cifra totalmente incalculable, por lo tanto no se pueden crear redes de contingencia para el futuro. Lo único que les queda es intentar frenar que el fenómeno se siga haciendo más grande

Algo que dificulta mucho el castigo y la detección de este tipo de contaminación es que los desperdicios marinos viajan a través del océano y es imposible encontrar al responsable, ya que en los fenómenos propios de ellos, como son las corrientes y los remolinos marinos, es cuando se impregnan en las vegetaciones acuáticas.

El sueño de ver a los océanos limpios es algo que debemos empezar nosotros y que muchas generaciones adelante lo podrán ver concluido, ya que la basura que vemos ahí representa únicamente el 1%, el 99 restante está fuera de nuestro alcance.

Fuente: Veoverde

LEAVE A REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *