Empiezan a probarse los primeros módulos de memoria que te podrás implantar en el cerebro

650_1200 (1)

Ya sea por una lesión, una enfermedad o bien por el inevitable paso del tiempo, las pérdidas de memoria parecen algo a lo que todos estamos sentenciados a enfrentarnos en algún momento de nuestra vida. Pero hay quien no quiere que esta sea una sentencia definitiva, y un neurocientífico norteamericano ya está trabajando en un remedio electrónico para impedirlo.

Se trata del Doctor Theodore Berger, un ingeniero biomédico en la University of Southern California que está llevando a cabo una investigación financiada por el DARPA. En ella se está trabajando en desarrollar unos implantes capaces de imitar la manera en la que el cerebro procesa las señales neuronales, y mejorar así la capacidad de nuestra memoria.

650_1200 (2)

El Doctor Berger se ha pasado los últimos 35 años tratando de entender la manera en la que las neuronas del hipocampo transforman los recuerdos a corto plazo en largos y duraderos. Se trata de un complejo y caótico proceso que tiene lugar mediante una serie de impulsos eléctricos generados por un número determinado de neuronas, y lo que quiere Berger es ser capaz de reducirlo a una ecuación matemática.

Unos esperanzadores primeros experimentos

650_1200 (3)

Para desarrollar sus teoremas matemáticos, Berger y su equipo estuvieron monitorizando los impulsos en el hipocampo de unas ratas mientras aprendían a darle a una palanca para obtener su recompensa. Después les bloqueaban el acceso a estos recuerdos y les implantaban una serie de microelectrodos en el hipocampo, consiguiendo que fuesen capaces de volver a crear recuerdos. El experimento fue realizado también con éxito en simios, por lo que ahora el equipo está empezando las primeras fases de pruebas con humanos.

Para estas pruebas se le pidió a pacientes con epilepsia que ya tenían electrodos implantados que recordasen una serie de imágenes durante determinado tiempo. Registrando su actividad cerebral a la hora de recordar las imágenes, el equipo de Berger ha empezado a desarrollar un algoritmo capaz de predecir el 80% de los patrones cerebrales que llevan crear estos recuerdos.

Este algoritmo aun no es lo suficientemente preciso, y durante los próximos años tendrán que desarrollarlo para incluir otros procesos además del de recordar imágenes. Pero es un inicio esperanzador, y Berger espera ser capaz de conseguir un chip que pueda implantarse en el cerebro para ayudar a que una persona enferma vuelva a tener el control sobre su memoria.

Vía | Singularity HUB

Fuente: Xataka

LEAVE A REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *