Flow es otro sistema de control con ganas de matar al ratón

Flow, Perifericos

650_1000_7dc65f9d3e11a6081f65656b65438ad958267233

Mira que han ido apareciendo métodos de control en los últimos años, empezando por lo táctil, pasando por los gestos, y terminando por el reconocimiento de voz, pero ninguno ha conseguido eliminar al ratón, como compañero necesario de los ordenadores.

Flow es un sistema de control programable, inalámbrico, que cuenta con el tamaño de un ratón, y muchas ganas de sustituirlo. Senic, el equipo alemán encargado de gestar a la criatura, confía que en esta ocasión, tienen condiciones suficientes para hacerse un hueco importante.

Flow reconoce gestos

En él nos encontramos un montón de formas de interactuar con nuestro equipo, lo puedes ver mucho mejor en el siguiente vídeo. Te adelantamos que su superficie es táctil, cuenta con un botón que se acciona sobre la misma, reconoce gestos que realizamos sobre Flow, y dispone de un anillo que nos permite realizar acciones sensibles al giro:

Flow está construido en aluminio y acero inoxidable, con la superficie táctil confeccionada en policarbonato. Funciona con un sistema de pilas que se pueden reemplazar – no es batería -, y promete cuatro meses de vida.

Para el funcionamiento de los gestos, cuenta con un sistema basado en infrarrojos, que en su forma de interactuar, bien nos podría recordar a Leap Motion, aparentemente, con menos posibilidades y definición.

Para que te hagas una idea de las dimensiones, su diámetro es de 70 milímetros, y su altura, de 15 milímetros. La comunicación con otros dispositivos se realiza mediante conectividad Bluetooth 4.0.

La idea es proponer accesos directos para realizar muchas funcionalidades habituales, de forma rápida e intuitiva, pero también adaptarse a programas concretos, como pueda ser Photoshop:

Otras aplicaciones que están siendo soportadas son SoundCloud, Spotify, Adobe Premiere o YouTube. Por ejemplo, cuando escuchamos música en Spotify, podemos cambiar de canción realizando gestos sobre Flow.

Actualmente el desarrollo y evolución de Flow está siendo enfocado al mundo de los ordenadores, buscando su lugar como periférico, pero la compañía también trabaja en relacionar su invento con aplicaciones móviles.

Los desarrolladores nos recuerdan que su configuración natural es descansando sobre una mesa, pero bien podría utilizarse alojado en la pared, haciendo las veces de control de parámetros de una habitación:

650_1000_20141112185842-wall

El soporte inicial se está realizando sobre Mac OS, más adelante en Windows, para luego pasar a trabajar en iOS, Android, y Linux. También se contempla la relación con sistemas como Arduino o Raspberry Pi, como puedes comprobar en el primer vídeo que compartimos.

Sí, como muchos podrian pensar, Flow no se vende en tiendas todavía, está jugando sus bazas en una plataforma como Indiegogo, con la intención de llegar a 2016 como producto real. En unas horas han conseguido pasar el 25% de la recaudación esperada.

650_1000_20141115104127-explosion3_

 

Fuentes:  Flow, Xataka

LEAVE A REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *