Las nuevas técnicas de generación de energía afectan la ruta migratoria de las aves

eaves-960x623

Si bien el futuro de la energía es que provenga de fuentes renovables, se tiene que cuidar que la tecnología para producirla no interfiera en la ruta de aves migratorias.

Muchas veces olvidamos que antes de que nosotros llegáramos con nuestras maravillosas construcciones, los animales ya tenían sus propios hábitos, esto incluye rutas migratorias. En el caso de las aves, la destrucción de su hábitat, contaminación y nuevos desarrollos de tecnología humana afectan los trayectos que emprenden cada año.

Las rutas migratorias de las aves se han afectado en mayor parte con la expansión de diferentes medios de generación y distribución de energía. Cada año las aves se encuentran con obstáculos diferentes y difíciles de sortear.

Debemos tener en cuenta que cualquier cambio puede alterar su viaje, desde la luz en las ciudades hasta una nueva turbina. Necesitamos encontrar nuevas formas de crear energía renovable y distribuirla que sea amigable con las aves, por ejemplo el tendido eléctrico subterráneo.

El secretario ejecutivo sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (SMS), Brande Chambres, ha llamado a los gobiernos a que el desarrollo de las nuevas infraestructuras para la producción de energía renovable no comprometa la seguridad de las aves migratorias.

Combatir el cambio climático se puede lograr en la medida en que encontremos nuevas formas de energía, pero a la vez, esta producción no debe poner en peligro a las especies. De no ser así, todo el esfuerzo puesto en frenar el cambio climático sería en vano si de todas maneras las perdemos.

Las tecnologías para la producción de energía eólica, geotérmica, solar, hidroeléctrica y oceánica pueden formar barreras para la migración, una solución sería no ubicar parques eólicos en cuellos de botellas de las rutas migratorias. Suena como una medida sencilla pero requiere mucho conocimiento de las costumbres de la especie.

Es importante explorar las especies propias de una región y estudiar de qué manera se conectan antes de empezarla a explotar, de esta manera sabremos el riesgo que corren tanto ellas como nosotros al destruir o construir en ella.

Fuente: Veoverde

LEAVE A REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *