Lollipop unifica Android

Nexus, Google, Android, Smartphone, Sistemas Operativos, Moviles

El nuevo sistema operativo tiene un diseño más limpio y dinámico que permite a la vez sincronizar los distintos dispositivos

1414691308_701721_1414691486_noticia_normal

Es difícil encontrar algo que marque realmente la diferencia entre los dispositivos móviles que van saliendo al mercado. Lo que los distingue se limita a detalles. En el caso de Google, el gran problema son las múltiples versiones que hay circulando de su sistema operativo Android. Para empezar a dar unidad a su amplio ecosistema, introduce la versión Lollipop y lo hace coincidiendo con la presentación del teléfono Nexus 6, la tableta Nexus 9 y el reproductor Nexus Player.

Los detalles del Android 5.0 se fueron desmenuzando poco a poco en el blog de Google. Al probarlo funcionado, lo primero que llama la atención es la claridad y simplicidad del interface. Es un diseño muy limpio y básico. Es completamente nuevo y que se extiende a otras aplicaciones, como la nueva versión del Gmail, del calendario y la libreta de contactos. Esta última es muy más dinámica y ayuda a distinguir cada ficha apoyándose en los dolores de la fotografía que acompaña el perfil.

Nada más encender el teléfono o la tableta, el nuevo sistema operativo pide al usuario si quiere transferir todos los datos y aplicaciones de un teléfono o una tableta a otro. Es un pequeño primer paso para acabar con esa fragmentación que reina entre las distintas generaciones de Android. Como señalan desde Android, simplificar este proceso es todo un reto porque además requiere de los fabricantes a la hora de incorporar los avances en sus productos.

Buena parte de las mejoras introducidas están inspiradas en funciones que ya se utilizan en los dispositivos Motorola. Por ejemplo, al decir “OK Google” se activa el teléfono, incluso estando en suspenso. Antes de conseguirlo, el usuario debe enseñar al sistema a reconocer su voz, para que responda correctamente. También se puede hacer tocando dos veces seguidas la pantalla. Pero corresponderá al fabricante preparar sus dispositivos para poder ejecutar las dos funciones.

La otra mejora que aporta el Lollipop son las notificaciones que emergen en la pantalla sin necesidad de que el teléfono o la tableta estén encendidos para interactuar con ellas. Ya hay aplicaciones que permiten algo similar. Pero los técnicos de Android explican que lo importante es no consume batería. También existe en otros dispositivos con el sistema operativo de Google, como el MotoX, pero en el Nexus 6 y el Nexus 9 es más avanzado gracias a la pantalla OLED.

La colaboración que tiene Google con HTC, Motorola o Samsung se nota a la hora de perfeccionar el sistema operativo. Es lo que pasa con la función que permite desbloquear el teléfono poniendo la cara ante la cámara. Con Lollipop es mucho más rápida y depende menos de las condiciones de luz para funcionar. O también con el “modo prioritario”, que permite elegir programas que pueden hacer notificaciones cuando el usuario no quiere ser molestado.

El Lollipop y los nuevos dispositivos móviles Nexus de HTC están pensados para que tengan un uso profesional. Pero ni la tableta ni el teléfono permiten tener varias aplicaciones funcionando en la misma pantalla, como si lo hacen el SurfacePro de Microsoft o el Galaxy Note de Samsung. En su lugar, cada aplicación activada se presenta como una gran tarjeta al pulsar el botón cuadrado del menú, que aparecen colocadas una detrás de otra.

El objetivo del nuevo Android, como explica Sabrina Ellis, es conseguir que sea una plataforma lo más abierta posible para que cada desarrollador puede construir aplicaciones para llegar al tipo de consumidor que quieren. Por eso insiste en la capacidad del Lollipop para funcionar en múltiples dispositivos y múltiples pantallas, para que lo que se haga en el teléfono aparezca también en la tableta o el ordenador portátil Chrome.

En cuanto a los dispositivos, preservan esa simplicidad del Lollipop tanto en el diseño como las funciones. Todo es muy básico. El Nexus 6 tiene solo dos botones, un para encender el teléfono y otro doble para el volumen. Igual en la tableta Nexus 9. Los dos se aguantan bien con una mano pese al tamaño, son ligeros y rígidos. El Nexus 6 no se siente grande ni desequilibrado, gracias al contorno en la parte trasera. La Nexus 9 tampoco, por el borde hacia dentro en el frontal.

Los sensores que permiten activar el dispositivo y realizar otras funciones cuando está encendido son esencialmente los mismos que en modelos anteriores. Como explica Kelly Galvin, lo que se ha hecho en esta generar es mejorar los programas que los hacen funcionar, “limpiando al máximo el código”. Eso permite al mismo tiempo mejorar en 91 minutos el rendimiento de la batería. El teléfono aguanta 24 horas de uso mixto pese a tener un pantalla de 5,96 pulgadas.

La presentación del Lollipop con la introducción del Nexus Player, para el consumo de contenido audiovisual en la televisión, desde el sofá. En lugar de perder el tiempo en la navegación, el sistema hace recomendaciones en base a las aplicaciones instaladas. Es muy intuitivo y rápido. El dispositivo va acompañado de un mando a distancia muy simple con micrófono, como el FireTV de Amazon, y otro para usarlo como consola de videojuegos, que se vende por separado.

Es posible que este dispositivo con forma de disco, que funciona con procesador Intel, sea el paso previo a la presentación de la Android TV en la próxima feria tecnológica en Las Vegas. La prueba es que la propia Google lo presenta como un producto puramente Android y que hace funcionar cualquier aplicación descargada de Google Play, como Netflix, Pandora, Hulu y YouTube, como en Chromecast. Pero el diseño del interface sigue siendo un reto.

Fuente: El Pais

LEAVE A REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *